Cerrar
Utilizamos  cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios.  Si aceptas o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Aceptar
desde
329,41 €/mes
TIN 4,99%, TAE 5,96%, 96 meses*
23.447 €
Ver versiones disponibles
    Subaru XV - TriveSubaru XV - Trive
    • Por ser tú, en 15 días lo tienes en casa, en la ofi o ¡donde tú nos digas!
    • ¡Que no cunda el pánico! Garantía oficial de la marca
    • All in! Impuestos y matriculación incluidos en el precio!
    • Combustible

      Gasolina

    • Consumo

      6.4 l/100km

    • Cilindrada

      1.6 l 114 cv

    • Cambio

      Automático

    • Tracción

      4x4

    • Asientos

      5

    2 versiones2 unidades disponibles

    Características

    Subaru XV - Trive

    ¿Dónde vas? Te acompaño

    Esto es lo que más a escuchar en cuanto tengas tu XV. Que no os llamen raros si no queréis salir del coche, en un XV, estas cosas pasan. Climatizador bizona, techo solar, asientos de cuero calefactables ¿El destino? Da lo mismo. Lo que importa es el camino, my friend. ¿Quieres cargar objetos grandes? Abate los asientos traseros y quedará una superficie casi plana. Ya no tienes excusa para no ayudar a tu cuñado con la mudanza...

    Subaru XV - Trive

    Prioridades: Conducir y conducir

    Pide por esa boquita, ¡que estás de suerte! Si te gusta conducir, éste es tu coche. Cambio automático, silencioso, los mejores chasis y suspensiones aptos para terrenos imposibles y arranque en pendiente. Y ¿ya está? ¡De eso nada, monada! Suma y sigue: tracción total, y las curvas serán tu fuerte gracias a la frenada de las ruedas inferiores y aumento de fuerza en las exteriores. Y de postre, un equilibrio perfecto gracias al motor bóxer y a la tracción integral simétrica. ¿Necesitas algo más?

    Subaru XV - Trive

    Subaru XV, ¡ojo con él!

    ¿Sabes eso de “El ojo que todo lo ve”. Pues el XV y su tecnología eyesight vienen a ser lo mismo. Es como tu abuela, pero en coche. Mantiene una distancia de seguridad con el vehículo de delante y te ayudará a que te mantengas en el carril sin salirte de la línea ;) ¡Ojo! (y nunca mejor dicho) a los despistad@s! Si detecta un obstáculo delante del coche y no metes marcha atrás, también te avisará.